La séptima estrella. Un universo literario orbita alrededor de María del Villar Berruezo


Seguir las huellas de la experiencia artística de María del Villar Berruezo supone transitar un largo camino que en ocasiones se torna laberíntico. Para no perder el hilo, confiamos en las palabras que sobre ella y sus actividades escribieron personas (y personajes) de lo más variopinto. Periodistas, traductores, poetas y prosistas de ambos géneros fueron trazando sobre el papel el perfil de la mujer inquieta y voluntariosa que fue María del Villar.
Danzarina, poeta, conferenciante, narradora, inventora de “autobiografías”, estudiosa infatigable e investigadora, desarrolló todas esas capacidades porque fue mujer temperamental, concienzuda, aventurera, amistosa y muy generosa. ¿Y por qué lo sabemos? Porque a lo largo de cinco lustros, en la Fundación que lleva su nombre no hemos cejado de seguir sus huellas. En París, caminamos por la calle donde ella vivió la mayor parte de su vida, visitamos los teatros donde bailó y entrevistamos a personas
que le habían visto danzar o habían escrito sobre ella. Atesoramos artículos, programas, óleos, ilustraciones, partituras, vestuario. Guardamos con mimo su legado para poder ir desgranando poco a poco toda esa riqueza.
En el año 2015, fieles a nuestra labor divulgativa, editamos parte de sus poemas en una Antología titulada Parece que era ayer cuando en mis ojos claros. En 2016, reeditamos La Carpia, su burro y yo, el libro de relatos publicado por la Editorial Gómez en 1975. En La hora diáfana (2017) desvelamos otra faceta de la personalidad de esta mujer singular: la de cronista y mostramos itinerarios, personas, paisajes o acontecimientos, gracias a su depurada escritura.
Una larga y fecunda vida la de María del Villar Berruezo, desde el invierno de 1888, año de su nacimiento en Tafalla, al verano de 1977, año de su muerte en San Sebastián. Ochenta y ocho años signados por un derroche de energía extraordinario. Si quieren averiguarlo lean las páginas de esta nueva publicación. En ella descubrirán textos sorprendentes sobre la artista pero también las reseñas biográficas de quiénes las escribieron en el largo y ancho periodo de su vida. Mujeres y hombres de su época a quienes cautivó con sus danzas o con su escritura.
Cuarenta y seis mujeres y hombres de diferentes lugares del mundo (los que ella recorrió), de culturas diversas, que se cruzaron en su camino y fueron hechizados por el magnetismo de una mujer tan especial. De ese chispazo surgieron crónicas realistas, fantasiosas, excesivas, pomposas o verdaderas: huellas, al fin y al cabo, para recorrer el camino laberíntico que nos acerca hasta María del Villar, la Villarica, María, para sus más íntimas amistades.

Y apenas finalicen los aplausos,
ella desaparecerá
hacia el espejismo de otros lugares,
dejando a los que la han disfrutado
el recuerdo de su perfume
y el ferviente deseo de capturar
su inalcanzable aureola…
René des Herbiers
Burdeos, 5 de noviembre de 1925





La séptima estrella. Un universo literario orbita alrededor de María del Villar Berruezo

Seguir las huellas de la experiencia artística de María del Villar...

Leer más

Exposición sobre María del Villar Berruezo

Acto de inauguración. Dori López Jurío, Asun Maestro, María José...

Leer más

Premio ex-aequo en el XXIV certamen de poesía María del Villar de Tafalla

Por primera vez ha habido dos ganadoras, Silvia Rodríguez (Las...

Leer más

Ángela Álvarez, ganadora del XXIII Certamen de Poesía María del Villar

La escritora madrileña, Ángela Álvarez Sáez, como autora del...

Leer más